• Pubblicata il:
  • Autore: Aura Marina
  • Categoria: Racconti etero
Escapando por Relax - Campania Trasgressiva
  • Pubblicata il:
  • Autore: Aura Marina
  • Categoria: Racconti etero

Escapando por Relax - Campania Trasgressiva

Que frío está haciendo aquí en Murcia, terrible, hace mucho que no llegaba una oleada de mal tiempo como la que está presente en estos días, un frío que hiela los huesos y que hace venir ganas de no salir de la cama, pero cuando voy al trabajo, siento que me estreso solo de sentir tanto frío...


Y siento que es hora de un tibio momento de relax.


Hace días he estado pensando en como poder salir de este estrés, soy casada, siento que amo a mi esposo, pero él no es un hombre tan caliente como yo, que siempre tiene ganas de sexo, en la mañana, y en las noches, y mucho mas con este clima que se presta para una buena sesión de sexo.


He tenido en mente buscar una forma externa que no afecte mi materimonio, con la que pueda encontrar lo que lamentablemente no tengo en casa, un Plan B que me permita relajarme, coger, sentir el calor de otro cuerpo, sentir otro macho sobre mí... Siento que me vendría bien una experiencia externa que me permita llegar a casa con otra cosa en mente, mi marido es muy idiota, se enoja y me hace sentir mal, siempre me desprecia cuando le hago señas de que quiero sexo, y eso me disgusta, siento que es un deber como marido, asi como es un deber mío respetarlo, pero ya no aguanto, y necesito escapar para encontrar relax.


Fui a internet, a una página de anuncios de servicios sexuales para adultos, y encontré uno muy interesante, un tipon que se ofrece, sea a mujeres como a hombres, para darles un masaje lleno den relax, sexo, placer y lo mejor, sin ninguna complicación... No tienen idea de cuanto lo he pensado, si era engañar a mi marido, si era algo malo, si hacía mal, etc.. mil cosas que he pensado... Pero no!!! O lo hago o entonces no debo llegar a casa a quejarme por nada, estoy libre, en el momento exacto y con las ganas...


No sé que harían ustedes... Y no lo quiero saber, solo les comparto mi pensamiento y lo que siento, porque sé que no soy la única en el mundo que ha hecho este tipo de cosas, sino, no existieran...


Me decidí, fuí al lugar, me esperaba un hombre muy atractivo, de unos 35 años, un poco menor que yo, pero con todo puesto en su debido lugar, buen cuerpo, ojos claros, buenos brazos y manos para masajear, y sobre todo, muy tratable y educado... me gustó a primera impresión..


Me desvestí y me tiré sobre aquella cama, él comenzó a llenar mi cuerpo de un aceite aromático de exquisito olor y comenzó a masajera mi espalda, no me había fijado, estaba desnudo, erecto, caliente... Ya eso me estaba comenzando a gustar mas, me tocaba, me excitaba, me respiraba al oído, era delicioso, realmente eso era lo que habría querido de mi marido, pobre hombre sumido en tantas situaciones que nunca tiene tiempo para mí, y pues, soy una mujer que también necesita lo suyo.... En pocos minutos aquel hombre se ubicó sobre mí, fue subiendo poco a poco, hasta que sentí el peso de su cuerpo que se movía al son del aceite aromático sobre mí, podía sentir su cuerpo, su pecho sobre mi espalda, su pene erecto en mis nalgas, era una sensación por la cual estaba pagando, pero que merecía, era escape de relax que había necesitado desde tanto y que había pensado... Yo me esperaba su penetración que pasó velozmente, y lo sentí tan caliente, que mi lubricación se mezclaba con el aceite, su pene resbalaba entrando y saliendo, dejando una sensación caliente que me tenía como loca de tanta exictación, era delizioso aquel hombre, era una experiencia que por primera vez vivía... Pude alcanzar 2 orgasmos en poco tiempo.... Y un tercero que me hizo de manera oral...


Al terminar, me acarició, me regaló bellas miradas, lindas sonrisas, me sentía especial, era un escape soñado y que había hecho realidad...


Y saben qué?


Lo mejor de todo, sentía que me había quitado mil kilos de peso, que respiraba mas suave, mas hondo y con mas pausa...


Sentía una paz que me llenaba, no había temor de nada... Solo llegaba a mi mente el pensamiento estúpido que como esposa era normal pensar... Esperar a mi marido en casa...


Otro día mas, mas problemas, mas horas sin palabras, y ya!!! Creo que es un escape de relax que me meritaba y que necesitaba...


Y no me siento mal, al contrario, esto me ha hecho estudiar simplemente la idea de volverlo a hacer pronto...


Ya tengo su número, su dirección, y miles de excusas para repetir este ecnuentro con el hombre que me dió el mejor relax de mis días fríos...

Vota la storia:




Iscriviti alla Newsletter del Sexy Shop e ricevi subito il 15% di sconto sul tuo primo acquisto


Iscrivendoti alla newsletter acconsenti al trattamento dei dati personali come previsto dall'informativa sulla privacy. Per ulteriori informazioni, clicca qui

Non ci sono commenti

Per commentare registrati o effettua il login

LOGIN
REGISTRATI